Susanna recomienda: ¡Casémonos!

Revista_jaleo_SUSANNA_BODAS

Existen cientos de maneras, bastante peyorativas, para referirse a las solteras, a mí, la que más me gusta es machucha. Y es que, hasta no hace tanto tiempo quedarse soltero era algo totalmente subversivo, y mucho más si eras mujer. Pero parece que ese tiempo ha pasado y hoy ya no nos parece tan inconformista vivir en concubinato.

En los últimos años la gente ha pasado de repetir como un mantra «yo no necesito ningún papel que acredite mi amor», tal vez una de las frases más cursis de la historia, a desear locamente contratar a un dj que le pinche Paquito el Chocolatero en el Salón La Sirena. Puede que lo del salón de bodas de tu pueblo no te motive demasiado, lo entiendo, y quizá tampoco te vayan mucho las bodas de jardín que brotan como setas en tu muro; pero tranquilo, tengo algo para ti. Así que no te cortes, sé sincerx contigo mismo, venga tontx que lo estás deseando, ¡casémonos!

♦♦♦
Las Vegas Chapel.

Todos hemos soñado alguna vez con casarnos en Las Vegas, sí, tú también; ahora puedes hacerlo y sin salir de Malasaña. Las Vegas Chapel es la única capilla oficial en España acreditada para realizar ceremonias al estilo Las Vegas, y desde hace unos días tienen su propio local en la calle de la Palma, 38. Un auténtico imitador de Elvis, ordenado reverendo, puede oficiar tu ceremonia musical. Aunque no tendrás la excusa de haberlo hecho borracho; en esta capilla hay que pedir cita previa, así que nada de aporrear su puerta en mitad de la noche.

♦♦♦
Karaoke.

En realidad la parte «oficial» de una boda es bastante cutre: vas al registro civil, llevas unos papeles, firmas en tu junta de distrito… El resto puede ser como lo imagines, y sí, en un karaoke también se vale. Si la cosa va de desinhibirse qué mejor lugar que un karaoke, cuanto más cutre mejor. Tú y tus amigos podréis desgañitaros cantando por la Beyonce, la Rhianna o la Cecilia, que cantaba eso de «Me quedaré soltera» muy propio.

♦♦♦

 

Cásate contigo.

Porque no hemos hablado de con quien, que también es importante, y seamos sinceros ¿a quien quieres más que a ti? Bueno, al menos puedes estar seguro de que no te dejarás, vas a estar contigo en la salud y en la enfermedad hasta que la muerte haga lo suyo. Además de esta manera no tienes que ponerte de acuerdo con nadie sobre a quien invitar, cual será la temática o si debes servir mini salchichas. Es tu boda y haces lo quieres.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr
Top
Contact Us