Sanjuán te cuida – Tostada de asados y crema de anacardos

VERDURAS ASADAS

TOSTADA DE VERDURAS Y CREMA DE ANACARDOS.

NIVEL DIFICULTAD: Bajo.
FOLLÓN DE INGREDIENTES: Bajo (un poco más si haces la crema de anacardos).
FOLLÓN DE CACHARROS: Bajo (Sartén grande y su tapa. Para la crema vaso y batidora).
NIVEL DE EXQUISITEZ: Alto. Siempre
NIVEL CALORÍAS: Mínimo tirando a medio.

Esta es una se esas recetas en las que “el qué” se supera por “el cómo”. Tres ingredientes y si tienes paciencia y un poco de tino, el resultado es una cosa maravillosa. Esta receta se basa en platos como la escalibada, la morcilla de verano murciana, pero llevada a la simplicidad más absoluta. Sale de rascar la nevera cuando está tiritando y sacarle el máximo a lo poco que había dentro. Los anteriores platos se suelen hacer en horno, pero esta opción lo simplifica aún más. Utilizamos una sartén y una tapa que encaje bien para que las verduras se vayan haciendo con su propio vapor, no vale una tapa de esas para evitar las salpicaduras, tiene que ser una que cierre bien. Con esta opción se gasta menos energía que en el horno y te puedes olvidar de ella a ratos mientras lo haces, siguiendo con tus cosas.

Es una receta de verano, no por que sea fresquita, si no porque lo que utiliza son hortalizas de esa temporada y hay que comerlas cuando las hay. Fuera de temporada significa plástico, química o viajes en barco desde tierras lejanas, es decir esfuerzos innecesarios en un país mediterráneo con verdura variada y de calité todo el año. Mejor comer de temporada.

La segunda parte de la receta es la crema de Anacardos. Sería el complemento tipo queso de untar con muchas proteínas y vitaminas, aunque pobre en calcio. Es la alternativa al acompañamiento de la opción vegetariana que sería un queso de cabra.Los dos elementos en bocadillo os digo que hacen una mezcla celestial. Mejor un pan bueno de las panaderías que hacen pan de verdad, pan con miga tierna pero consistente. En Madrid algunas de ellas que conozco son: Panic, El horno de Babette o la Magdalena de Proust. Esto pondrá la guinda a la receta.

  1. 500 grms berenjena.
  2. 300 grms cebolla roja.
  3. 500 grms pimiento rojo.
  4. 3 dientes ajo.
  5. 100 ml vino tinto.
  6. Pimienta negra.
  7. Aceite de oliva virgen extra: 6 cucharadas soperas.
  8. Pimienta y sal.

La crema de anacardos.

  1. 100grms de anacardos crudos, sin tostar.
  2. 1 cucharada café de ajo en polvo.
  3. 1 cucharada de postre de cebolla en polvo.
  4. 1 cucharada de café de pimienta verde, mejor sin moler.
  5. 1 cucharada de levadura desamargada.
  6. Zumo de ½ limón o lima. Otra opción es utilizar vinagre de manzana/sidra.
  7. 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra suave.
  8. Sal al gusto, pero como una cucharada de café.

Ponemos en remojo los anacardos unas horas, por ejemplo la noche entera (8/12 horas). Pasado el tiempo los escurrimos.

Echamos en un vaso de batidora todo a la vez menos el zumo de limón o vinagre. Batimos bien hasta que se cree una pasta, la consistencia va al gusto.

Si lo veis muy espeso, añadir un par de cucharadas de agua, leche de soja sin sabor o similar.

Cuando está batido corregimos de sal y nos ponemos a darle el punto de acidez que queramos con el zumo o vinagre.

Se le puede añadir cebollino picado al final. De un día para mejora ya que fermentará un poco y ganara toques lácteos y acidez.

 

Por: Álvaro Sanjuán

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr
Top
Contact Us