Lorena Iglesias, atraco en boxes

Lorena Iglesias es una de las 3 patas del colectivo Canódromo Abandonado y la autora de la web serie Pampini, una comedia esotérica.

 

 

revistajaleo_lorena_iglesias1

 

¿Para cuándo un nuevo Pampini? ¿En qué proyectos andáis ahora, tanto como Canódromo Abandonado, como en solitario?

[J]ustamente estoy retrasando Pampini por un proyecto con Canódromo, una mini serie de tv para Factoría de Ficción en colaboración con Velasco Broca. Se llamará “Dioses Autonómicos”. En unos días empezaré de nuevo con Pampini. Tengo dos proyectos para capítulos. Una es un homenaje a una serie de televisión de los 80-90 que estoy viendo ahora gracias a “Rookie“. Otra es un capítulo centrado en los parecidos familiares. Se llamará Kuala Lumpur, capital de Malasia donde se celebra el Gran Premio de F1 y se encuentran las torres Petronas, los edificios gemelos más grandes del mundo. Parecidos, familia, edificios gemelos… ¿En serio? Créeme, todo está muy avanzado.

También estamos pensando en una nueva película con Canódromo escrita por Julián (Génisson, otro tercio de Canódromo Abandonado), que podría tener bastante que ver con el “giallo” y en un proyecto musical con Aaron Rux (tercer y último tercio de Canódromo Abandonado) que se llamará probablemente “Travel agent”, con él también colaboraré en un tema del nuevo disco de Joe Crepúsculo. Parece todo muy enclenque pero de verdad que hay raíces vigorosas. Ah, espera, Julián me propuso hace unas semanas que yo dirigiese un Hecho de monedas y él un Pampini. Este es el tipo de proyecto que más me entusiasma.Ah, espera, ayer he rodado una cosa para los chicos de Croatian Files, un fashion film con la diseñadora María Magdalena y también estoy en Berserker,, la nueva peli de Pablo Hernando, el rey de la estupefacción en el panorama del posado facial. Ver tumblr Pablo mirando cosas.

No sé bien la cronología, ¿qué fue primero, ser actriz o estudiar audiovisuales?

Cuando empecé a hacer teatro, tele autonómica y a meterme en la escena de las escuelas de formación de actores, estudiaba filología portuguesa. Mi hermana me había matriculado a la fuerza en la carrera porque estábamos en ese momento en el que cualquier título universitario era mejor que el hecho de haber nacido. Tampoco me entusiasmaban los ejercicios/jueguitos de las escuelas de formación de actores, entre otras cosas porque tengo bastante fobia a los grupos, pero me concedieron varias becas, alguna incluso millonaria, para estar en Madrid haciendo “eso”, así que aguanté unos cuantos años. Después, probé la comunicación audiovisual y me pareció un poco más serio, pero tampoco te creas. Estudié, empecé las prácticas en Tele 5 y a los pocos días me escapé. Dije que iba al baño, desconecté el móvil durante un par de días y fiu, fiu, si te he visto no me acuerdo. No era la primera vez que lo hacía. Ya me había “funcionado” en otros trabajos. Lo único que me empujaba por las mañanas a coger el cercanías era saber que podía escapar del recinto. No en todos los trabajos puedes escapar fácil. Podrías estar robando cosas. A veces hay que sortear al vigilante. Una vez tuve que fingir que estaba al borde del desmayo para salir sin parones. Siempre acabo encontrando una excusa para pensar que el trabajo es insostenible.

En el caso de Tele 5 la tomé con el lenguaje. Había muchas cosas aborrecibles pero no sé por qué me empezó a irritar el vocabulario que usaban los técnicos. Supongo que está bien que la gente que pertenece a un gremio use un lenguaje específico para optimizar tareas o lo que sea, pero el slang de fumeta audiovisual no está diseñado para eso. Hablan así para volverte loco. Me imaginaba fumando porros en grupo desde primera hora de la mañana, intercalando pérdida de reflejos con festines de cosas azucaradas y me daban ataques de pánico. Obviamente estaba deformando la realidad. En algún momento creo que llegué a tener la certeza de que se habían fumado unos a otros. Veía a más de tres personas haciendo la misma cosa y me venían hormigueos, extrañeza y presión en la cabeza. Mi personaje en Pampini tiene pesadillas con grupos de amigos que juntan mesas en un bar o comparten cubos de cerveza. No puede haber un grupo de conversación lo suficientemente interesante como para cambiar la decoración de un negocio que pertenece a otras personas, ni pactos importantes que hayan terminado con un apretón de manos dentro de un cubo de cerveza. Por eso me gusta la F1. Es un deporte en el que el piloto va solo metido en un coche a toda hostia, intentando sacar la máxima distancia posible a los demás.

¿Qué tal está el stand up en Madrid? ¿Hay sitios en los que el público se espere monólogos que no sean del estilo de El Club de la Comedia?

Lo del público no sabría decirte, pero creo que hay algo en el humor español, en el de la gente en general, que tiene que ver con el cachondeo, con la alegría de vivir y eso condiciona bastante la oferta de ocio. Tampoco suelo ir a ver monólogos, pero conozco a gente que está en la escena y me cuentan que hay cosas interesantes. Tengo una amiga cómica graciosísima que se llama Raquel Márquez. Por supuesto Ignatius y aunque no actúe mucho, Julián Génisson.

 

revistajaleo_lorena_iglesias3

 

¿Quién es tu cómico de stand up favorito?¿Qué tal ves a las chicas en el humor?

Creo que en conjunto y que esté en activo Dylan Moran. Y Louie CK tampoco es precisamente un sosaina. No me interesa mucho el humor “de chicas” ni me interesa el humor “de chicos”, del mismo modo que no me interesan muchas otras cosas, como el “burlesque” o los “superhéroes”, pero no estoy en contra de ninguna de estas cosas ni de que se haga humor para un tipo de público determinado. ¡Faltaría más! ¡Quién soy yo! Si te refieres a la situación de las mujeres en el humor, creo que hay menos y es más difícil encontrar cómicas buenas, pero no es que sean peores, es una cuestión de número. En España cuesta más porque no hay tanta tradición de comedia como en USA o Inglaterra.

A raíz de la entrevista a Bjork sobre la invisibilidad de las mujeres en la música, ¿qué opinas de esa deducción a la que se refiere de que si una chica hace música, sólo canta y si hace cine, sólo actúa?

No había leído la entrevista, y no sé si entendí bien a Bjork. Para empezar llora dos veces durante la entrevista, eso me hace dudar bastante de la objetividad de sus palabras. Quiero decir, parecía más una cosa de reafirmación personal. Sólo hay que ver la portada del nuevo disco. Segundo, es Bjork, la deslumbrante polifacética inconformista y ultraconocida compositora, cantante, multiinstrumentista y actriz. ¿A alguien le queda alguna duda de que no es sólo una cantante de pop con moñitos infantiles? No digo que no me crea que haya sufrido sexismo en el mundo de la música. Estoy segura de ello. Debe de ser una industria muy machista y mucho más en esas cotas de popularidad. Pero precisamente el estatus que tiene Bjork desde hace años, le permite escoger con quién quiere trabajar. Si puedes vivir de lo que te gusta, no trabajes con gente que te anula o se aprovecha de ti. Sea por los motivos que sea. Yo no estaría en Canódromo, si Aaron o Julián me discriminasen. ¡Y no tengo ni la millonésima parte de opciones que tiene Bjork! Es verdad que se cuestiona menos a Kanye West que a Madonna, aunque en temas de autoría hagan algo relativamente parecido, pero, ¿por qué vas a querer ser Kanye West, o Madonna? Quiero decir, el mainstream es superficial: racista, machista, clasista…  Nunca ha sido justo ni creo que vaya a serlo jamás.

Hay unas reglas muy concretas y estúpidas que tienes que asumir si quieres formar parte de eso. No entiendo por qué a Bjork le sorprende tanto ahora. ¿Has compuesto tu primer tema con 5 años y no sabes cómo funciona esto? Debería estar sorpendida de ser un caso excepcional (musicalmente) dentro de una industria que convierte en millonarios a niños y niñas de 16 años. Si hay situaciones que te hacen infeliz, sal de ahí. Aún así es mejor que denuncie esto desde su posición que no hacerlo, pero lo ideal sería también renunciar a cosas. Cuando veo a Beyoncé declarar la guerra al sexismo tengo la sensación de que lo hace para cubrirse y para atraer a públicos más diversos. Y me encanta Beyoncé, y mucha música mainstream, pero creo que es más inteligente reírte y revolcarte en él desde fuera, como hace Naomi Elisabeth, que desde dentro, porque lo primero, te permite disfrutar de lo bueno que tiene sin sufrir las consecuencias. Naomi escribe, compone, canta, actúa y es una de las personas más graciosas del planeta. Leed, mejor dicho, comprad  “I Am A Hologram From 2046“. A Naomi no le va tan bien. Y para los que piensen que Bjork no es mainstream, recordarles su tema para Madonna, lo del fan que “intentó” matarle con una bomba de ácido sulfúrico, y sobre todo la retrospectiva del MOMA, que tiene toda la pinta de ser un panfletazo de sus discos. Te iba a decir que, aún así, me gusta Bjork, pero no es verdad. Iría a un concierto suyo si me saliese gratis, igual que iría a uno de Skrillex, pero no me pondría un disco suyo voluntariamente si hay otras opciones. Volviendo a lo del sexismo, aislado de Bjork, creo que ya no está tan presente en la gente más joven, por lo menos en mi círculo.

¿Qué series sigues ahora?

Veep, Louie, Padre de familia, Bedtime stories, Nathan for you, The Knick… Desde que soy adicta a los debates de actualidad he dejado un poco de lado algunas series, por ejemplo Girls. Tengo que dejar el ocio político. No me estoy haciendo más culta por esto, ni siquiera estoy mejor informada. Creo que dejaría todo esto si se hiciese una buena serie de piratas.

 

revistajaleo_lorena_iglesias5

 

¿Cómo ves el cine en España?
Supongo que lo más interesante se está haciendo en circuitos alternativos, ¡porque lo que es en salas comerciales! No, no, no sé. Pasa un poco como con lo del stand up, creo, pero en el caso del cine no creo que sea por los mismos motivos. El cine necesita dinero e instituciones que se den cuenta de la importancia de educar culturalmente a un país. Pasa en países como en Francia, por ejemplo. Está lo del 21% de IVA. Hay muchos factores.

Estaba hace poco en un rodaje charlando con 6 personas de entre 20 y 30 años y sólo una sabía quién era Uma Thurman. No sabían qué era Pulp fiction y les sonaba Tarantino. Estoy hablando de gente, actores y técnicos, que se quieren dedicar al cine. La mayoría habían estado en escuelas de formación. Todos conocían a un montón de actores españoles jóvenes que hacen pelis, pero no por las pelis, los conocían por las series de televisión o por motivos sensacionalistas. Creo que hay un problema de desorientación también. Todo el rato tengo la impresión de estar viendo a gente que consigue o se gasta de su bolsillo mucha pasta en proyectos vacíos, repetidos, superficiales, ñoños…, sin plantearse muy bien qué es lo que quiere contar ni por qué. Si estás viendo cada día  que la mayoría de los contenidos audiovisuales que triunfan son refritos, muy mal entendidos e iluminados, de cosas que ya existen en USA, es normal que no te plantees hacer algo diferente y original. Veo como una especie de cobardía generalizada: los tíos de corbata no arriesgan, la gente se traga lo que le pongan, los que enseñan, o no se esmeran mucho o no están motivados para enseñar porque no son profesores, sino otra cosa frustrada, y la gente de 23 años no sabe qué coño es Kill Bill. 

Por eso creo que tiene tanto mérito que salgan pelis como Magical girl, Gente en sitios, Taller Capuchoc, Crumbs o Berserker,  porque se nota que vienen de una necesidad real de contar cosas. ¡Ojalá hubiese en España un circuito real para estas pelis!  Alguna alternativa a estar compitiendo en festivales con pelis que cuestan 50 veces más que la tuya.  Supongo que habría una manera de interpretar esto de una manera positiva. A pesar de las dificultades, hay gente que arriesga y hace cosas muy interesantes, pero esto es mérito sólo de ese porcentaje pequeñísimo de gente, que a pesar de cómo está el percal, ha decidido que quiere hacer pelis, no del “cine español”. Además, esto pasa en cualquier país, incluso en las dictaduras más delirantes, ¿no?

El mundo laboral y la precariedad son uno de tus temas recurrentes, ¿a qué se debe esto?

He estado muchos años combinando algún trabajo de verdad con montones de trabajos basura. Y he invertido incluso más tiempo en la búsqueda de trabajo. He estado más tiempo buscando trabajo que trabajando. Creo que me he profesionalizado en la búsqueda de trabajo basura. Me conozco todos los truquis. Puede que sea la actividad a la que más tiempo le he dedicado en mi vida, si contamos la parte presencial (entrevistas, períodos de prueba) y la parte online (portales y webs de anuncios). Me puse a grabar Pampini porque era muy infeliz en mi trabajo de profesora de teatro para niños. Tuve que inventarme un nuevo trabajo para que los padres me dejasen grabar a los niños (con las caras pixeladas). Decidí aumentar la apuesta del taller de teatro, ya no sería sólo teatro, a partir de ahora sería “Video storytelling”. Eso me permitía grabarme durante el trabajo. Era interesante porque los niños eran muy violentos conmigo. Algunos habían sido expulsados de otros colegios. Así es cómo empieza Pampini. Hasta que un día me escapo porque un niño me mea encima.

A partir de entonces decidí que iba a grabarme en todos los trabajos, o por lo menos, ir recopilando material para la serie. Tengo muchísimo material, alguno todavía sin utilizar. Tengo muchas ofertas interesantes. Lo que me atrae de este submundo de los portales de Internet y las webs de anuncios, es que la mayoría de las ofertas son timos. Son personas pobres y desesperadas (que no pueden  invertir dinero en la estafa y tienen que desarrollar sus propias técnicas de seducción y de marketing) intentando timar a otras personas pobres y desesperadas (curtidas ya en este tipo de estafas). Es una escena que siempre está en evolución. Los que timan persiguen la mejor manera de colarla, los que buscan, ven dónde puede estar la nueva trampa. Todos son o han sido las dos cosas en algún momento y no se subestiman entre sí. Gente muy alerta, muy prevenida, muy astuta e increíblemente creativa. Puedo ponerte un ejemplo, pero hay muchos en la serie. Mejor ver. Mejor ver para creer.

En cuanto a localizaciones, Madrid Río es de tus favoritas. ¿Qué tiene esa zona de Madrid?

Por un lado está el aspecto económico real. Cuento con espacios muy limitados para rodar: mi casa, casas de amigos (gotelé y techos bajos), trabajos dónde consigo rodar clandestinamente. Por eso salgo yo tanto en la serie, claro. A veces sólo puedo rodarme a mí misma con el móvil. Suelo grabar los sitios por fuera y no por dentro y aprovechar los escenarios gratuitos que me ofrece la ciudad. Tardo más en encontrar sitios que me gustan que en grabar. Salgo a correr bastante, sobre todo por la noche, y Madrid Río tiene mucho gratis: iluminaciones, arquitectura de mal gusto, escondites, tirolinas que se mueven o toboganes dónde puedes deslizarte con la cámara, fuentes, chorros de agua… Espacios dinamizadores y a la vez feos, grandes y megalómanos.

Me gusta que la serie sea como una especie de parque de atracciones esotérico del mundo laboral, un universo corporativo para niños, con espacios muy acotados. La atracción estrella, la montaña rusa del parque es la sede del PSOE, y hay otras más pequeñas, que se repiten, como el Bluespace. La temática esotérica me sirve para alejar la serie de la realidad. No diferenciarlo sería un desastre. Paradójicamente lo paranormal me ayuda a tener los pies en la tierra, a no volverme loca.También hay un hueco para el ocio, y claro, los espacios de ocio no pueden ser menos. Los chorros de Madrid Río representan el ocio más mísero e indecente que puede ofrecer una ciudad: unos surtidores de agua que se estancan en un suelo mugriento. Lo más llamativo es que están concebidos como el centro de divertimento de todo el complejo “turístico”. Tienen su línea de playa, con terrazas y bares a precios de escándalo. ¡Esa pretensión! La gente se lo acaba creyendo al final, por eso los personajes de la serie tienen esa visión  limitada también del ocio: toman yosport bajo un puente por la noche, van a una expo de Fernando Alonso, comen latas de sardinas en un picnic y pasean.

Por último, dinos cuál es tu disco descubrimiento y el mejor concierto que hayas visto esta temporada.

Concierto: Ty Segall. Hace poco descubrí el sello inglés de música electrónica PC music y me gusta mucho todo lo que hacen, concretamente GFOTY

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr
Top
Contact Us