Emigrados Vol I: Ander Iriondo

revistajaleo_emigrados_ander_iriondo

Ya sea porque no encuentran trabajo en sus países o porque les ha salido una mejor oportunidad laboral en el extranjero, miles de jóvenes emigran para probar suerte en otros lares. Entrevistamos  a un bilbaíno de pro para que nos cuente qué le ha llevado a vivir a Shanghai y si tiene ganas de volver a casa, entre otras cosas.

¿Dónde estás viviendo? ¿Cuánto tiempo llevas allí?

Estoy viviendo en el centro de Shanghai, desde hace 1 año y 10 meses Me pareció que era una de los mejores países del mundo a la hora de intentar buscar oportunidades laborales acordes a mis estudios. Llevaba en un trabajo desde hacía 3 años, pero lo dejé porque me apetecía probar una nueva experiencia. Entré en un programa de comercio internacional que ofrece la posibilidad de unas prácticas de 1 año en una Oficina Comercial de España en el extranjero. Mi intención era que estas prácticas me sirvieran de trampolín en el país para luego buscar un trabajo allí mismo, como ha sido finalmente.

¿Cómo es tu nivel de vida?

Mi nivel de vida es muy parecido al que podría tener viviendo en Madrid, por ejemplo. Shanghai tiene un coste de vida bastante alto en comparación con el resto de China, de manera que la vida no es barata, pero da para vivir y permitirse salir y viajar, pero sin lujos. Como te digo, creo que parecido a lo que podría disfrutar en Madrid

¿Qué dirías que es lo mejor y lo peor de vivir en Shanghai?

Lo mejor para mi es la sensación de estar viviendo en una de las capitales del mundo, poder ver cómo aquello va totalmente acelerado y convivir con gente de todas partes del mundo. La comunidad internacional es muy grande. Además, Shanghai sigue manteniendo todavía bastante de China en el carácter de la gente, que hace que el día a día sea estimulante. Siempre te encuentras con alguna rareza, hasta el punto de que ya te vuelves muy poco “sorprendible” jajajaja. Por otra parte, el estar allí me ha permitido encontrar un trabajo que difícilmente habría encontrado en España y me está permitiendo viajar por el resto de Asia. Lo peor: la contaminación de algunos días es bastante alta, la distancia a casa (se tarda 1 día casi entero en venir) y que precisamente al ser una ciudad tan inmensa (en torno a 24 millones de habitantes) acaba estresando. Solemos decir que cada 3 meses hace falta salir de viaje a algún sitio para desconectar…

¿Hay algún aspecto cultural al que todavía no te hayas acostumbrado?

El concepto de la higiene. Lo entienden, digamos, “de forma muy diferente” a lo que haya visto en cualquier otro país de la zona jajajajaja. Ves de todo. Tampoco me acostumbro al individualismo que hay en Shanghai en concreto. Cada uno mira solamente por sí mismo, sin consideración a la persona que tienes al lado. A esto último no me voy a acostumbrar.

¿Qué es lo que echas más de menos?¿Te ves volviendo pronto?

Lo que más echo de menos es ver a la familia y perderme todos los planes que se van montando los amigos durante el año. Pronto no. Me veo a mitad de camino.

Si fuéramos a visitarte a Shanghai ¿Qué sería indispensable visitar?

Los sitios que no hay que perderse en Shanghai son la nueva zona financiera, con 2 de los mayores rascacielos del mundo, Nanjing Road que es la zona comercial más conocida, el templo de Confucio, y la recreación de un barrio antiguo en Yuyuan Gardens. Si es fin de semana, visitar el mercado en el que se conciertan matrimonios en People’s Square. Darse paseos por las zonas residenciales de la Concesión Francesa, el Barrio de Xitiandi y Huahai Road. Acabar tomando unas cervezas en Yongkang Road, la calle donde se concentra la comunidad extranjera para tomar algo. Es una ciudad que en 2 días muy bien aprovechados o 3 se puede ver.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr
Top
Contact Us