Día del Padre – Vol VI Belén García Fiteni

Processed with VSCOcam with t1 preset

¿Cuándo y dónde fue tomada esta foto?

Nadie lo sabe. Probablemente fue una de esas fotos que nadie recuerda haber hecho y aparece tiempo después, en los negativos de una viaje de fin de semana.

¿Por qué te gusta esta foto?

¿Además de por lo guapo que sale? Porque sólo los que lo conocemos bien sabemos que, en realidad, no está haciendo un corte de mangas al fotógrafo. Mi padre tiene la manía de señalar con el dedo corazón y en ese momento contaba la historia de una hormiga que se le metió en la oreja. Pero para los demás es un joven rebelde negándose a regalar su imagen a la posteridad. Así es la fotografía. Y así es mi padre.

¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza cuando piensas en tu padre?Cuéntanos algún recuerdo que tengas con él.

Las matemáticas. Para él, la vida son matemáticas: los idiomas la música, incluso los sentimientos. Yo siempre fui de letras (así somos los hijos, entrenados para dar disgustos), pero recuerdo las veces que me sentaba a su lado para que me explicara un problema de matemáticas; recuerdo la pasión con la que hablaba, los intentos por conseguir que su hija se apasionara por las mismas cosas que él. Al final de la clase me preguntaba “¿Lo has entendido?”. Yo no me enteraba de nada, pero le decía que sí. Los dos nos íbamos tan contentos.

¿Qué es lo que más te gusta de él?

Mi padre es un de las personas más cabezotas que conozco. Es tan seguro de sí mismo que hasta asusta a veces. Pero nunca lo he visto enfadarse, alterarse o faltar al respeto a nadie, ni siquiera a las personas que le caen mal. Y esa forma de hacer las cosas hace que casi siempre lleve razón. O que no la lleve, pero acaben dándosela.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Tumblr
Top
Contact Us